Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

miércoles, 30 de octubre de 2013

¿Halloween o Holly win?


Se acerca la fiesta de todos los Santos y, por influencia de las películas de Hollywood, todos se apresuran a prepararse para Halloween, la "noche de las brujas". Pero en muchas parroquias y escuelas católicas se prefiere celebrar Holly win ¿qué son una cosa y la otra?

La palabra Halloween viene del inglés "all hallow's eve", o "víspera de los Santos". Como "las fiestas se conocen por sus vísperas" y la de todos los Santos era una fiesta grande, la víspera se comían dulces en familia y se tenían diversos entretenimientos.

En los ambientes protestantes, esta vieja fiesta católica fue perdiendo sus orígenes y convirtiéndose en lo que hoy conocemos: fiesta de disfraces de brujas, hechiceros y muertos vivientes.

La palabra Holly win significa en inglés "los Santos vencen" y hace referencia a la costumbre que hay en muchos ambientes cristianos de celebrar la víspera de todos los Santos disfrazando a los niños de Santos y contándoles sus vidas. A continuación pueden ver algunas fotos:
Obispillo y religiosa


Otra parejita encantadora

Pequeña María


Niño Jesús de Praga

Francisquito

Guardia suiza

Santa Teresita

San Juan Dieguito

5 comentarios:

  1. Desde luego, que están para comérselos. ¡Qué preciosidad! Quiera Dios que los santos venzan y que su corazón reine en nuestra sociedad.

    ResponderEliminar
  2. Desde luego, que no sé de dónde se saca usted estas fotos tan graciosas y estas reflexiones tan interesantes. Siempre se aprende algo en su blog. E.N.

    ResponderEliminar
  3. O el abito les hace guapos o yo no se de donde saca estos niños tan bonitos Parece que sean los mismos santos cuando eran pequeños Yo creo que cuando sean mayores estas fotos les hara pensar Ana Maria

    ResponderEliminar
  4. padre, Yo lo descubrí esta entrada en su blog sobre Halloween. Hacía un ano que P. Jesus me lo presento a mi. Todo de mis muchachos son adultos ahora pero los recuerdos de su ninez viviendo en Oklahoma City todavia son inmemorables.

    No sé como está celebrado en Europa pero en los Estados Unidos, Halloween es fiesta nacional y estuvo celebrado en modos inocentes cuando estaba nina. Ahora es algo que ha llegado a proporciones escandalosos.

    Yo comenzé llevando a mi nino Jose de puerta a puerta como es el costumbre norte americano al mismo tiempo que aprendíamos en las noticias de adultos dando dulces tocado con una forma de veneno o tratado con objetos –todo con el fin de causar dano.
    Al mismo tiempo, yo serví desde mi puerta a ninos y adultos vestiendo como lo que sea. Algo tuvo que cambiar en todos los frentes. Y luego graudemos a parroquias que pusieron fiestas de Halloween pero no fueron tan católicos.

    Yo aprendí que estaba responsable por la formacíon en la FE de mis ninos. Hay muchas movimientos, filosofias falsas y preversas que estan infiltrando las escuelas. Con tres ninos decidimos de preparar a los ninos en la casa. Nos pusimos «homeschooloers », es un movimiento popular que está creciendo. De ellos venga vocaciones para la iglesia.

    Nosotros formemos alianzas con otros familias igualmente preocupados con la propria formacíon del alma y intelecto del nino.
    Todo mi perspectivo cambio. Vimos la idolatria falsa y comercialismo en nuestras fiestas nacionales. Las familias organizaron las fiestas católicas para reflejar nuestra FE primero. Y celebremos el « Vigilio de todos los Santos » y no Halloween en vestidura hecha de mano de nuestros santos. Organizemos juegos que se examinaron a los ninos en la FE.

    No fue necesario que mi parroquia lo hizo porque fuimos con las que pusieron las fiestas.
    Recuerdo los trajes que hice y lo que aprendíamos. Yo voy a siempre cuidar en mi corazon las presentaciones que mis muchachos hicieron de su santo. Fue una experiencia que nunca voy a olvidar y si alguien quiere replicar la misma actividad, escribáme. Yo te quedo tu servidora.

    ResponderEliminar
  5. Preciosos!Gracias Padre Eduardo.

    ResponderEliminar