Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

sábado, 5 de octubre de 2013

Textos para el día de acción de gracias


Se puede decir que el día de Acción de Gracias o Thanksgiving es la herencia cristiana de la fiesta hebrea de Sucot o de las tiendas (que hemos explicado aquí), aunque su historia y significado son algo más complejos. Lo hemos explicado con más detenimiento aquí, donde también dijimos que el "día de acción de gracias y petición" es lo único que queda de las antiguas témporas de otoño. A continuación les propongo algunos textos que se pueden utilizar en esta ocasión.

Oración. Señor Dios, Padre lleno de amor, que diste a nuestros padres de Israel una tierra buena y fértil, para que en ella encontraran descanso y bienestar, y, con el mismo amor, nos das a nosotros fuerza para dominar la creación y sacar de ella nuestro progreso y nuestro sustento, al darte gracias por todas tus maravillas, te pedimos que tu luz nos haga descubrir siempre que has sido tú, y no nuestro poder, quien nos ha dado fuerza para crear las riquezas de la tierra. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

Oración. Padre de bondad, que, con amor y sabiduría, quisiste someter la tierra al dominio del hombre, para que de ella sacara su sustento y en ella contemplara tu grandeza tu providencia, te damos gracias por los dones que de ti hemos recibido y te pedimos nos concedas emplearlos en alabanza tuya y en bien de nuestros hermanos. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

Prefacio. Es justo y necesario darte gracias siempre y en todo lugar, Señor, Padre santo, Dios todopoderoso y eterno. Pues aunque no necesitas nuestra alabanza, ni nuestras bendiciones te enriquecen, tú inspiras y haces tuya nuestra acción de gracias, para que nos sirva de salvación, por Cristo, Señor nuestro.

Oración de otoño. Oh Dios de la Creación, que nos ha bendecido con el cambio de las estaciones. A medida que entramos en estos meses de otoño, que la puesta temprana del sol nos recuerde que necesitamos tiempo para descansar. Que el crujido de las hojas bajo nuestros pies nos recuerde la brevedad de esta vida terrenal. Que el vapor de la respiración en el aire fresco nos recuerde que tú eres quien nos da tu aliento de vida. Que las ardillas correteando y la migración de los pájaros nos recuerden que nos llama a seguir tu voluntad. Gracias por todos tus dones. Te alabamos por tu bondad, por siempre jamás. Amén.

Oración de la mañana.
Gracias, Señor, por la aurora;
gracias, por el nuevo día;
gracias, por la eucaristía;
gracias, por nuestra Señora.

Y gracias, por cada hora
de nuestro andar peregrino.

Gracias, por el don divino
de tu paz y de tu amor,
la alegría y el dolor,
al compartir tu camino.

Oración de la noche.
Gracias, porque al fin del día
podemos agradecerte
los méritos de tu muerte,
y el pan de la Eucaristía,
la plenitud de alegría
de haber vivido tu alianza,
la fe, el amor, la esperanza
y esta bondad de tu empeño
de convertir nuestro sueño
en una humilde alabanza.

7 comentarios:

  1. Gracias, Señor, por todo, por lo que comprendo y por lo que me desborda, por lo que me gusta y por lo que no. Te doy Gracias, Señor. Elías

    ResponderEliminar
  2. Gracias Señor por todo lo que me das y yo no te sé agradecer. I

    ResponderEliminar
  3. Gracias por que en cada momento me das las fuerzas para segir tu camino
    aunque ayan espinas Ana Maria

    ResponderEliminar
  4. GRACIAS PADRE POR TU GRAN AMOR Y DARNOS PERSONAS COMO PADRE EDUARDO Q NOS ENRIQUECE EN LA FE



    ResponderEliminar
  5. Gracias Señor por toda la creación, cielo y tierra, nos arrodillemos ante Ti !
    Ana R

    ResponderEliminar
  6. Gracias Señor por las personas que pones cada día en mi camino y por estas oraciones tan bonitas que hoy nos enseña Padre Eduardo.

    ResponderEliminar