Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

sábado, 6 de mayo de 2017

Jesús es a la vez Pastor y Cordero, Señor y siervo


En el cuarto domingo de Pascua, aunque en cada ciclo litúrgico cambien las lecturas de la misa, todas están relacionadas siempre con el mismo argumento: Jesús es el buen Pastor que da la vida por sus ovejas.

Este año estamos en el ciclo "a" y las lecturas son las siguientes:

Primera: Hechos de los apóstoles 2,l4a.36-41. Predicación de Pedro el día de Pentecostés.

Salmo responsorial:  23 [22]. El Señor es mi pastor, nada me falta.

Segunda: Primera carta de san Pedro 2,20-25. Andabais errantes como ovejas, pero ahora os habéis convertido al pastor y guardián de vuestras almas.

Evangelio: Juan l0,1-10. El que entra por la puerta es pastor de las ovejas. Las ovejas lo siguen, porque conocen su voz. Yo soy la puerta de las ovejas.

Cristo es a la vez Pastor del pueblo y Cordero de Dios entregado en sacrificio, camino que lleva al Padre y puerta del Paraíso, Señor y siervo por amor. Cada imagen nos ayuda a conocer un aspecto del misterio de Jesús, pero todas son insuficientes, ya que él es siempre más de lo que nosotros podemos decir.

Él es el único Pastor, el único mediador, el único salvador, pero nos pide a todos los creyentes que colaboremos con él en la tarea de la evangelización para la salvación del mundo, cada uno según sus capacidades, su estado de vida y su vocación específica, pero todos somos corresponsables de la misión de la Iglesia.

2 comentarios:

  1. Yo sé que soy oveja de su rebaño, pero a veces despistada, dejo de oír bien su voz.
    Sé que está cerca y no me abandona, me llama con dulces palabras para que vuelva a él.

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué bonito resumen del buen Pastor, y el de las lecturas de la misa de mañana me va a ayudar a no despistarme cuando las oiga. La escultura de Jesús Pastor y Cordero ¡bellísima! Muchas gracias por tanto esfuerzo.

    ResponderEliminar